Cómo tener un baño de invitados perfecto

Cómo tener un baño de invitados perfecto

La tendencia de tener el baño muy bien decorado está en auge. Cada vez vemos baños con más elementos decorativos, y con juegos más arriesgados. No obstante, los baños anticuados siguen ocupando mucho espacio en las casas de todo nuestro país, especialmente aquellos que no se utilizan en la vida diaria, sino que están destinados a los visitantes de la casa. Desde Muebles Gascón te contamos cómo sacarle el máximo partido a tu baño de invitados.


¿Cuántos programas de televisión de reformas has visto? Seguro que en todos ellos dedicaban una buena suma de horas y dinero para redecorar los baños. Y es que el baño tiene que ser un espacio seguro, cómodo y en el que te sientas a salvo. Por ello, si quieres ser un buen anfitrión, no puedes olvidar tener un baño de invitados en el que se sientan como en casa. Aquí te dejamos algunas cosas a tener en cuenta.

Ten claro qué necesitas

Si quieres ser el anfitrión o anfitriona perfecto, debes saber perfectamente qué necesitas. Y esto es aplicable tanto al número de muebles como a todo lo que vas a almacenar dentro de ellos. Hay que encontrar el equilibrio entre facilitar todo lo posible la vida a tu invitado y ser un hotel: facilítale todo lo que puedas para que no te lo tenga que pedir, pero tampoco al extremo de darle geles monodosis. Se trata de que se sienta como en casa, por lo que lo idóneo es que más allá de la decoración, tengas los mismos productos que en tu baño personal, o incluso un poco más de variedad, de tal forma que sienta tu casa como su hogar, aunque sea por unas horas.

No tengas miedo de innovar

¿De qué sirve tener un baño de invitados aburrido? Todos conocemos el típico baño blanco con algún motivo probablemente marino, pero ya es suficiente. Arriésgate, dale tonos oscuros y juega con el contraste de los metales de la grifería, las lámparas… En resumen, no te cortes. Acuérdate de que no es un baño que tú vayas a utilizar a diario, por lo que te puedes atrever incluso con algún color más chillón, como el naranja que no te atreviste a colocar en la cocina. Una muy buena opción es utilizar papel pintado para las paredes, incluyendo la de la bañera o ducha, gracias a las nuevas opciones hidrófobas.

El almacenamiento es imprescindible

Esto es aplicable a todas las estancias de la casa, así que el baño no iba a ser menos. Cuanto más espacio de almacenamiento tengas, mejor. Debes aprovechar hasta el último milímetro de tu baño, por muy pequeño que sea. Además, normalmente este tipo de estancias se prestan a ser súper aprovechables, con todo tipo de estructuras en las que se puede almacenar todo tipo de objetos. Recuerda que puedes utilizar este espacio para invitados para almacenar algunas cosas para las que no encuentras espacio en tu casa en general, pero tampoco debes excederte. Evita recargarlo, una vez más se trata de encontrar el equilibrio: tampoco es un desván.

Lleva tu cuarto de baño un paso más allá

Deja volar tu imaginación e introduce algunos objetos que dan juego, aunque no sean típicos de los baños, como las plantas. Al ser un lugar húmedo, puedes aprovechar la ventana del baño de tus invitados para plantar algunas especies más tropicales y aportarle un punto natural. En este aspecto, puedes introducir parqué de cerámica, que imita la madera de forma muy realista, y aportará ese aura de sauna que todos queremos en nuestro baño. Acompáñalo con una buena elección de toallas y alfombrillas y ya lo tienes listo. Un baño de revista.

En resumen, debes tener claro que un baño de invitados no tiene por qué ser aburrido. Basta ya de un baño blanco con espejo, lavabo, ducha y retrete básicos. Con una pequeña inversión y los complementos adecuados, aporta un valor añadido a tu casa.

Fotos: Unsplash y Muebles Gascón

¿Qué te han parecido nuestros consejos para darle una segunda vida a tu baño de invitados? Recuerda que, si necesitas ayuda, estaremos encantados de asesorarte. ¡Contacta con nosotros!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.