Cómo adaptar el hogar a la llegada de un niño

Cómo adaptar la casa a la llegada de un niño

Cómo adaptar la casa a la llegada de un niño

La llegada de un niño es siempre una buena noticia que llena de ilusión y energía a los padres. Sin embargo, el proceso puede resultar un poco estresante debido a todos los elementos y consideraciones que hay que tener en cuenta. Hoy, en el blog de Muebles Gascón os contamos cómo adaptar la casa a la llegada de un niño.


Todos los padres, especialmente los primerizos, quieren tener todo bajo control para la llegada de un niño al hogar. Siempre se busca que el nuevo hogar sea igual de cómodo, seguro y perfecto para el bebé. Tal y como era el vientre que acaba de dejar atrás. Esta mini-guía reúne todo lo necesario para poder poner a punto tu casa perfectamente, sin olvidar lo esencial. Simplemente olvídate de todos esos problemas y disfruta de la solución a ellos. Siéntate y relájate por un momento a leer el blog de hoy.

Barreras de entrada

Cómo adaptar la casa a la llegada de un niño

 

Un elemento imprescindible para cualquier hogar es colocar unas pequeñas puertas o barreras, especialmente si tu casa cuenta con escaleras o huecos con caídas. Estas barreras están diseñadas para que ningún niño tenga la capacidad de abrirlas, así que es importante implementarlas en los accesos a las zonas que no consideras seguras para el niño que va a llegar a tu hogar. Es un elemento simple, fácil de montar y que no requiere de una gran inversión.

Protección para las esquinas

Cómo adaptar la casa a la llegada de un niño

Continuamos con la seguridad. Las esquinas pueden convertirse en un auténtico arma contra cualquier niño, teniendo en cuenta que la mayoría quedan a la altura de su cabeza. Es muy recomendable cubrirlas con unos pequeños plásticos para que pierdan ese filo que tanto puede dañar. Una vez más, una tarea sencilla que prepara tu hogar al 100%. Es más, existen opciones que apenas son visibles.

Cuidado con los elementos pequeños

Cómo adaptar la casa a la llegada de un niño

Todos tenemos en nuestros hogares pequeños elementos de decoración que aportan la personalidad única al espacio. Es muy importante tener en cuenta que estas pequeñas piezas pueden suponer un peligro para el niño. Pero tampoco hay que obsesionarse y cambiar tu hogar por completo. Reordena tu hogar para que estos elementos queden fuera del alcance del niño, evitando así que puedan tragarlos o romperlos. Intenta que tenga el máximo sentido posible, tampoco hace falta acumular toda la decoración en las estanterías. ¡Un nuevo comienzo!

Cables y enchufes

Cómo adaptar la casa a la llegada de un niño

Estamos tan acostumbrados a convivir con la tecnología que nos parece natural estar rodeados de cables y enchufes, sin tocarlos y sabiendo perfectamente cómo debemos actuar con ellos. Pues bien, para un niño eso no es así, por lo que hay que evitar a toda costa que los cables queden «colgando» suspendidos en el aire. Además, si existen enchufes que no se utilicen, lo más recomendable es taparlos con sus propias tapas, que se adaptan perfectamente a los enchufes. Bloquean el paso de unos pequeños dedos, que irán directos a los agujeros de este.

Alfombras y cojines

Cómo adaptar la casa a la llegada de un niño

Por último, un clásico. Las alfombras y los cojines son el mejor aliado para cualquier hogar con niños. Evitarás caídas innecesarias, y sobre todo, conseguirás que las caídas inevitables no tengan resultados muy dañinos. Se trata de crear un ambiente suave y blandito para el niño, en el que esté seguro y sin riesgo de lesionarse.

Fotos: Muebles Gascón y Unsplash

Hasta aquí nuestros consejos para conseguir que tu casa esté preparada para la llegada de un niño. ¿Qué te ha parecido? A veces la clave está en leer y ver muchas ideas para inspirarse.  Recuerda que, si necesitas ayuda, en Muebles Gascón siempre estaremos encantados de asesorarte. ¡Contacta con nosotros!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.