Consejos para revalorizar un piso antes de alquilarlo

Consejos para revalorizar un piso antes de alquilarlo

¿Tienes un piso que vas a poner en alquiler próximamente? ¿Quieres subirlo a alguna plataforma de alquiler popular como Airbnb para sacarte un dinero extra?


Si es así, hoy en Muebles Gascón te damos los mejores consejos para conseguir tus objetivos. Si sigues estos consejos te quitarán de las manos ese piso que tanto ansías que te alquilen… Y es probable que hasta puedas pedir un poco más por él. ¿No suena mal, verdad? Pues atento/a nuestro artículo de hoy…

1- Pinta las paredes

Es verdad que hay que hacer un gran esfuerzo, sobre todo si el piso tiene unas dimensiones superiores a los 100 metros cuadrados. Sin embargo, el cambio que experimenta puede ser radical. Unas paredes sucias son unas paredes que rápidamente captan la atención de las personas que se han interesado por el piso, y la impresión que dan no es precisamente positiva.

No cuesta nada ponerse a pintar durante un fin de semana para dejar las paredes como nuevas. Hay que ser delicado y dar todas las pasadas que sean necesarias para que el resultado sea óptimo, ya que la persona o las personas que vayan a entrar no querrán ponerse a pintar nada más entrar a menos que deseen tener las paredes de otro color y les des el visto bueno.

2- Renueva el suelo

Tal y como sucede con las paredes, el suelo también es importante que esté en buen estado para dar buena impresión. Y no solo para eso, ya que a todos nos gusta vivir en una casa en la que el suelo está en condiciones.

Considera la opción de colocar parqué y repara o sustituye las partes que estén en mal estado si el suelo ya es de parqué. Un piso puede experimentar un cambio enorme por el simple hecho de pasar de un suelo de cerámica a un suelo de parqué, que sin duda alguna suele ser mucho más acogedor.

3- Presta atención a la cocina y al baño

La cocina y el baño son las partes de una casa en la que más nos solemos fijar. Es verdad que donde se pasa más tiempo normalmente es en el salón, pero a todos nos gusta cocinar o ducharnos en buenas condiciones.

Renueva el suelo, los muebles, los azulejos, los electrodomésticos… Sin mucho gasto es posible mejorar muchísimo ambas estancias. Comprueba que la ducha o la bañera están bien, que la grifería cumple con su función o que el váter expulsa la cantidad de agua suficiente. Y lo mismo para la cocina con la campana extractora, el horno, etc.

4- Revisa la iluminación

Un piso en el que alguna bombilla no funciona es un piso que no da una buena impresión. Revísalas todas, y si son de las convencionales plantéate la posibilidad de cambiarlas por bombillas LED. Es verdad que puede resultar una inversión relativamente costosa si no recurres a los modelos más baratos del mercado, pero también es verdad que para los inquilinos es una muy buena noticia saber que la factura de la luz no se va a disparar una barbaridad.

5- Comprueba si hay humedades

Este problema es un problema serio. Un problema que a lo mejor los futuros inquilinos no ven durante sus visitas con el comercial, pero que a la larga puede convertirse en el origen de un conflicto si la solución no se ejecuta en un plazo normal.

Adelántate y comprueba si las paredes y los techos de todas las habitaciones presentan humedades. Pon especial énfasis en el baño, que es donde este problema suele aflorar con más frecuencia.

6- Límpialo a fondo

El piso no lo puedes entregar sucio. De hecho, no lo deberías mostrar si no está impecable. La limpieza es algo que se valora mucho, ya que todos nos imaginamos viviendo en un lugar limpio, no en una pocilga. Y ojo, porque limpiarlo a fondo implica limpiar ciertas partes de tu hogar que probablemente habías limpiado muy pocas veces en varios años. ¿A qué me refiero? A las ventanas por dentro y por fuera, a los huecos que hay debajo del sofá…

7- Haz todo lo posible para que huela bien

Un piso limpio, si va acompañado de un olor agradable, despierta todavía más interés. Puedes utilizar difusores de aceite, secar lavanda dejándola en un lugar seco y oscuro durante un mes, comprar los típicos ambientadores…

No te olvides de los armarios, que pueden oler a cerrado, y del baño, que es la zona de la casa que suele oler peor. Además, sé muy escrupuloso con el tema de los olores si eres fumador o tienes mascotas en casa. No trates de ventilar las habitaciones y buscar productos efectivos una semana antes de poner tu casa en alquiler. Es algo que debes preparar con tiempo.

8- Optimiza la distribución

De la decoración no digo nada, y eso que también me parece algo importante. Sin embargo, los inquilinos quieren decorar el piso a su gusto y difícilmente valorarán el esfuerzo que hayas hecho en decorar tu casa, entre otras cosas porque pueden tener gustos completamente opuestos.

Lo que sí se valora, y mucho, es ver una distribución en la que el espacio se aprovecha al máximo. Aunque tu piso sea pequeño, si recurres a una buena distribución parecerá más grande de lo que es y podrá convencer a personas que han ido a ver tu piso pensando que igual era demasiado pequeño.

Y si con todos estos puntos, no sabes por donde empezar… ¡¡No te preocupes!! Nosotros en Muebles Gascón te ayudaremos con la redecoración de tu casa de alquiler. Recuerda, somos tu tienda de muebles y decoración de confianza en la provincia de Huesca. 

¡Te esperamos en cualquiera de nuestras 3 tiendas!

Compártelo con tus amigos!Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

Un comentario en “Consejos para revalorizar un piso antes de alquilarlo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *