Por qué debes elegir una cuna convertible

Por qué debes elegir una cuna convertible

Llega un nuevo miembro a la familia y hay que pensar en todos los muebles y accesorios que vamos a necesitar. El primero en el que piensas es la cuna: qué medidas va a tener, qué forma, qué estilo… Hay tanta variedad, diseños y modelos para elegir que no te decides. Muchos expertos aconsejan elegir una cuna convertible antes que una tradicional.


Hoy en nuestro blog, queremos explicarte el porqué  es conveniente en más de una ocasión, elegir una cuna convertible y no una convencional. Si estabas dudando en qué hacer para la habitación de tu futuro bebé, con este artículo se te irán todas las dudas. ¡¡Presta mucha atención!!

El primer paso: la cama moisés / cuna colecho

Antes de elegir una cuna más grande, hay que pensar en la de los bebés que acaban de nacer. Recién nacidos, los bebés quieren sentirse cómodos y acurrucados, como si aún siguiesen en la tripa. Por ello la mejor opción es utilizar una cama moisés: es una cuna ligera, fácil de colocar y de mover. Puedes añadirles también ruedas o patas en forma de balancín para que puedas mecer con más facilidad a tu bebé.

También puedes optar por las cunas de colecho, las cuales se «acoplan» a tu cama para tener a tu bebé siempre cerca en la noche. Muy útiles para controlar a los bebés y poder atenderlos sin tener que levantarte constantemente de la cama.

la mejor cuna colecho

Tened en cuenta la ubicación

Cuando crecen más, pasados los cuatro o seis meses de nacimiento, tu bebé va a necesitar una cuna más grande. Y aquí es donde entra el dilema de la cuestión. Ten en cuenta que allí va a dormir hasta los 3 años, por ello debes escoger muy bien la cuna. Para ello, hay que incidir en un aspecto muy importante: el lugar donde va a dormir el bebé.

  • Si el bebé va a compartir cuarto con sus padres, lo más aconsejable es comprar una cama convencional. Un mueble que ocupará menos espacio y también es versátil por su opción de almacenaje.
  • Si tu bebé dispone de un espacio propio para él, aconsejamos utilizar una cuna convertible: es más costoso, pero a la larga resulta una buena inversión, ya que te da la opción de desmontar las barandillas y utilizarla en un futuro de cama. También suelen contener cajoneras, estantes y un cambiador, lo que facilita el almacenaje de objetos.

La cuna convertible es más completa

Si el objetivo es encontrarle más de una utilidad a la cuna, sin duda la cuna convertible es la mejor opción. Es la más completa porque en ella podemos almacenar ropa, pañales, juguetes y accesorios; e ir cambiándola en función de las etapas por las que pase tu bebé. Cuando tu hijo ya crece, con un simple movimiento puedes transformar la cuna en una cama, armario y mesita de noche a la vez.

Por tanto, si buscas la opción más completa, decántate por la cuna convertible.

La vas a amortizar

Aunque  las cunas convertibles son más costosas que una cuna convencional, a la larga te va  a resultar mucho más barata, ya que con ella no necesitarás cambiar de cama a tu hijo por lo menos hasta los 10 años. Supone un mayor desembolso inicial,  pero la vas a amortizar seguro.

 

Su diseño es muy versátil

Las cunas convertibles se han hecho muy populares en poco tiempo por su gran versatilidad: con sus distintas variedades de módulos acoplables o reubicables, esta cuna puede transformar la habitación del niño en un abrir y cerrar de ojos. Colocando los módulos a nuestra conveniencia, conseguiremos tener desde una cuna con su cambiador y cajoneras, hasta una cama con mesilla y escritorio incluido. Es también una solución muy cómoda, ya que no necesitas estar continuamente comprando nuevos muebles o accesorios.

¿Cómo funcionan las camas convertibles?

Su uso es muy fácil: basta con retirar el cambiador y sustituir el colchón por otro de mayor dimensión. Los otros módulos se separan y pueden adquirir una nueva función: de estantería, escritorio, mesilla, cajones… Un diseño que se adapta a las necesidades de cada uno.

comprar mueble infantil en huesca

Seguridad ante todo

Cumplen con todas las medidas propias de seguridad para niños: pinturas atóxicas, distancia entre los barrotes adecuada, distintos niveles del colchón, cierre de seguridad, líneas curvas… Así seguro que te evitas algún que otro disgusto y previenes de posibles peligros.

Y es que cuando se trata de elegir muebles para nuestros hijos, siempre tenemos que optar por la mejor opción. Por eso, si estás buscando muebles para tu bebé, lo mejor es que vengas a visitar cualquiera de nuestras 3 tiendas situadas en la provincia de Huesca.

Te ayudaremos y daremos consejo en todo lo que necesites… ¡¡No lo dudes!!

¡¡Te esperamos!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.