Retro no significa vintage

Retro no significa vintage

Muchas veces tendemos a confundir el estilo retro con el vintage y no, no son lo mismo. Aunque comparten varios aspectos comunes tienen unas claras diferencias. Digamos que es como si decimos que el azul verdoso y el verde azulado son el mismo color, pueden parecerse pero no son lo mismo.


Hoy en Muebles Gascón, vamos a dejar claro de una manera sencilla, cuáles son estas diferencias para no volver a confundir el estilo retro con el estilo vintage. Si a ti también te pasa, que no te acabas de aclarar con estos dos estilos decorativos tan de tendencia, entonces, presta mucha atención.

Estilo retro

El estilo retro se basa en revivir estilos y modas pasadas pero de manera artificial, es decir, a través de muebles fabricados o creados en la época actual pero con aspecto de antaño. Para decorar con este estilo se utilizan muebles nuevos, no se reciclan piezas que han pertenecido a nuestros antepasados, por ejemplo. La nostalgia unida al sentimentalismo no tiene cabida en este tipo de decoración. Además, ofrece mucho más contrastes que el estilo vintage, que tiende a seguir una misma línea.

Estilo vintage

El estilo vintage sí que utiliza muebles y accesorios fabricados años atrás, de hecho, ahí radica su esencia. Los muebles que utilicemos han de ser originales de la época que simulan, es decir, construidos antes de los años 90, concretamente, las piezas más populares de esta tendencia se crearon entre los años 20 y los años 70. Los colores claros y neutros priman por encima de cualquier color llamativo, obteniendo un resultado muy armonioso y delicado.

Lo que sí que tienen en común es una gran carga decorativa. Son estilos muy elegantes y originales que, tan solo con pequeños detalles, consiguen grandes efectos y llenan las estancias de elegancia y personalidad. Por ello, aquí presentamos algunos consejos para conseguir estos diseños.

Cómo conseguir un estilo retro

  • Muebles inspirados en épocas pasadas, concretamente entre los años 20 y 70, pero creados en la actualidad.
  • Contrastes de colores: Aunque los colores pastel son los más utilizados para este tipo de estilo que evoca al pasado, los colores fuertes también son protagonistas de esta tendencia. Colores como el naranja, mostaza o amarillo contribuyen a crear ambientes de contraste y optimismo.
  • El color fucsia es uno de los más recurrentes en este estilo.
  • Los estampados geométricos, a rallas, cuados o psicodélicas, cuanto más vibrantes y llamativos mejor, son también uno de los pilares de esta decoración. Estos prints pueden utilizarse en paredes, ventanas o incluso sofás o sillones.
  • Como consecuencia de la influencia del estilo funky, se puede observar dentro del estilo retro formas y diseños divertidos para los muebles.
  • En definitva, es una tendencia trasgresora que busca la mezcla.

 Cómo conseguir un estilo vintage

  • Muebles antiguos de verdad: Viejo no es sinónimo de decadente. Si tienes un mueble que sería ideal para este tipo de decoración pero su aspecto no es muy bueno, restáuralo. Este estilo nos permite reciclar los tesoros familiares o aquellas piezas compradas en anticuarios que de otra manera no sabríamos cómo colocar en nuestro hogar sin que desentonase.
  • La madera y la forja son los materiales predominantes en este estilo.
  • Si algo caracteriza a este estilo es la luminosidad y los espacios claros. El blanco y los colores neutros son los protagonistas, así que las zonas decoradas en base a este estilo irradiaran luz y paz.
  • Juego de textura. Para conseguir este efecto, lo más práctico y sencillo es utilizar papel pintado para vestir las paredes. Pero recuerda, los tonos pasteles han de primar.
  • Suelos de madera clara. La madera produce un efecto cálido y de mayor confort que otros materiales, pero para seguir con la armonía de los colores neutros, esta ha de ser más clara que de normal.
  • Lo mismo ocurre con las alfombras, para no generar un gran contraste, opta por tonalidades neutras.
  • La piel es para crear ambientes vintage. Un sofá Chester, tapizado en piel, dará ese toque de elegancia y personalidad a tu salón.

Y es que, te guste el estilo que te guste… Ya sea retro, vintage, industrial, rústico, natural, shabby chic, boho, clásico, contemporáneo, moderno, nórdico… en nuestras tiendas, podrás encontrar lo que necesites. ¿Vienes a visitarnos?

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.