¿El tamaño importa? A la hora de decorar, sí.

¿El tamaño importa? A la hora de decorar, sí.

Existen dormitorios pequeños, grandes, más largos y más cortos. También los hay con más luz o con menos, con grandes ventanales, abuhardillados, con techos altos… Dormitorios de todos los tipos y para todos los gustos.


Hoy en Muebles Gascón, queremos ayudaros a decorar adecuadamente vuestro dormitorio, sea del tamaño que sea. Para ello, y para entendernos, dividiremos los dormitorios según las tallas de ropa: S, M, L y XL. Así, en función de la talla que tenga tu dormitorio, sabrás qué le viene mejor y cómo sacarle el mayor partido. ¿No te parece genial? Nunca aprender a decorar fue tan sencillo y original, toma buena nota de todo…

TALLA S: Cada cm cuenta.

¿Has oído lo de “lo bueno, si breve, dos veces bueno? Bien, pues aquí también es aplicable: lo pequeño, si aprovechado, dos veces bueno. Vale que no sea la mejor adaptación refranera del mundo, pero tiene toda la razón. Si consigues aprovechar cada cm, no tendrás nada que envidiar a los dormitorios que parecen plazas de toros.

Lo estrictamente necesario

Si puedes prescindir de ello, es que no es tan importante. No hay que malgastar el espacio en detalles cuya única función es adornar nuestras fotos de Instagram. Sabemos que el postureo es muy esclavo, pero si tu cuarto tiene el tamaño de una caja de cerillas, no tiene cabida. Una vez que hayas colocado la cama y el armario, piensa si te cabe algo más o vas a tener que caminar por la habitación como si sortearas bombas.

Muebles a medida

Los armarios empotrados nos hacen ganar bastante espacio. Además, si prescindimos del cabecero de la cama, podemos colocar estanterías en esa pared y tener más espacio de almacenaje.

La multifuncionalidad como clave

Una de las opciones para poder aprovechar el espacio es que un mismo mueble cumpla con dos funciones (o más). Un cabecero que nos sirva a la vez de mesilla o que integre lámparas de sobremesa, las camas nido que nos permiten almacenar en sus cajones, entre otros.

Juega con la percepción

Aunque no sumen metros realmente, los colores claros cambian mucho nuestra percepción de la habitación, la hacen más amplia. Los tonos pastel, grises, el blanco, los tonos piedra… hay multitud de opciones.

Espejito, espejito mágico…

Al igual que los colores de las paredes, los espejos también colaborar a engañar a nuestro cerebro. Aportan profundidad a la sala y por tanto, parece más grande. Además, si lo colocas frente a una ventana, proyectará su luz natural.

TALLA M: Permítete un capricho

La pieza que estabas esperando

Ahora sí, ahora que hemos pasado de la caja de cerillas a la de zapatos puedes permitirte el lujo de incluir algún que otro capricho: un zapatero, un banco a los pies de la cama, un mini tocador… Eso sí, una vez que nos hemos asegurado que los muebles básicos nos caben.

Quién no arriesga, no gana

Puedes innovar decorando la pared del cabecero con un papel pintado con motivos llamativos o dar cabida a colores más intensos en paredes, muebles o en la ropa de cama. Tampoco hay que pasarse, en el equilibrio está la virtud.

TALLA L: ¿una cama con dosel?

Si dispones de metros, aprovéchalos. Y aprovecharlos no significa que tengas que sobrecargar la habitación colocando todo lo que encuentras por las tiendas. Siempre has de tener presente qué necesitas y cuánto lo vas a utilizar.

Cuanto menos, mejor

Si eliges bien las piezas, no necesitarás llenar la habitación con muebles innecesarios. Así, evitas crear un ambiente demasiado caótico y estableces mejor el orden.

Cada oveja con su pareja y cada mueble con su espacio

Es importante tener presente el espacio del que dispones para acertar en la elección del tamaño de los muebles. Si el dormitorio es amplio, puedes permitirte incluir muebles de mayor tamaño. Se listo en la elección y busca tu beneficio, si puedes tener una cama XL, mejor que una cómoda.

Hazlo más acogedor

Al ser tan amplio el dormitorio, se corre el riesgo de que resulte frío. Los colores cálidos, los textiles como el algodón o los tejidos ayudan a crear un ambiente mucho más cálido. La madera como material principal también favorece estética y visualmente a conseguir este efecto.

TALLA XL: Espacio para dar y regalar

Está claro que los metros han dejado de ser un problema en el dormitorio, pero ¡ojo! No te confíes.

Un espacio para todo lo que desees

Está claro que la función principal del dormitorio es el descanso, pero si dispones de tanto lugar, ¿por qué no añadir un rincón adicional en el que puedas disfrutar de la tranquilidad de tu habitación y a la vez desarrollar una actividad adicional? O si esto no te convence, puedes aprovechar el espacio que te sobra para montarte tu propio vestidor.

Tipo suite

Si nos ponemos a tirar la casa por la ventana, lo hacemos bien. No hay nada que envidiar al Ritz, si tenemos espacio, nos montamos nuestra propia suite presidencial en casa. Podemos integrar el baño en el dormitorio y regalarnos un pequeño spa colocando un jacuzzi, por ejemplo.

Así que ya sabes, tengas el tamaño de dormitorio que tengas, nosotros en Muebles Gascón, tenemos muebles y soluciones para todo. ¿Vienes a visitarnos?

¡¡Te estamos esperando!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.