¿SOFÁ DE TELA O SOFÁ DE PIEL?

Seguro que muchos os habéis hecho esta pregunta infinidad de veces, a la hora de elegir vuestro sofá. Cantidad de clientes nos vienen muchas veces indecisos, y sin saber qué hacer, a la hora de elegir el tapizado adecuado para su sofá. Ten en cuenta, que esta elección es muy importante porque de ella depende luego toda la decoración de tu hogar, y el día a día de tu casa y de tu sofá.

Por eso hoy, en nuestro blog, os queremos arrojar algo de luz sobre cómo elegir el tapizado adecuado para vuestro sofá, ya sea una sofá de tela o un sofá en piel.

Vamos allá…

Antes de nada, deciros que los sofás pueden estar tapizados, no solo en tela o en piel, sino en polipiel o microfibras… Pero estas últimas las descartamos porque lo que nosotros vendemos, y de lo que nosotros sabemos, son de sofás de calidad, y no cualquier cosa 😉

¿QUÉ TELAS PODEMOS ENCONTRARNOS EN UN SOFÁ?

Si buscas telas o tejidos  para tu sofá, has de saber que las fibras son la base de la industria textil, y que existen 2 clases fundamentales de tejidos: Los tejidos naturales, por los que apostamos desde un principio y pasaremos a especificar, y los tejidos artificiales.

Dentro de los tejidos naturales podemos encontrar:

  • Lana: Es el pelaje de la oveja. La finura y rizado de la lana determina ampliamente su apariencia, conservación del calor, tacto y elasticidad. Entre sus ventajas destaca que es un excelente aislante térmico, su gran poder absorbente y su capacidad de recuperación. En cuanto a los inconvenientes, hay que señalar que tiende a apelmazarse, se encoge si se lava a demasiada temperatura y se deforma si se seca colgada.
  • Seda: Se trata de un hilo fino, brillante y continuo que se extrae del capullo del gusano de seda. Es fuerte, ligero, de tacto agradable y fija bien los colores, pero es delicado al roce y al sudor.
  • Algodón: Es la fibra de las semillas del algodonero. Su calidad depende de su finura, pureza, brillo y en especial de la longitud de la fibra. Es fresco, flexible, no acumula electricidad estática, tiene una alta resistencia al rasgado y al roce, gran poder absorbente y no se apelmaza. No fija bien los colores y tiende a arrugarse.
  • Lino: Son fibras obtenidas del tallo de las plantas de la cuales coge su nombre. Se debe lavar siempre a mano, es fresco y agradable al tacto y resiste bien la suciedad, pero tiene una fuerte tendencia a arrugarse sin un tratamiento especial.

Dina Modern collection 2013-021

¿QUÉ TIPO DE PIELES PODEMOS ENCONTRAR EN UN SOFÁ?

Como muy bien sabes, la piel es un producto natural, transpirable, cálido y fácil de limpiar. Existen dos tipos de pieles a la hora de tapizar un sofá, la piel natural y la piel sintética o artificial. Nosotros, nos decantamos por la piel natural, pero ojo, piel natural proveniente de la piel de animales ya sacrificados la cual se reutiliza, pero nunca pieles de animales sacrificados sólo para obtener este producto. Tipos de pieles que puedes encontrar:

La estructura de la piel se divide en 3 capas:

Epidermis: Esta capa desaparece cuando se curte la piel (es un 1% del grosor de la piel).

Dermis: Representa el 84 % del grosor de la piel y es de donde se sacan las diferentes pieles para tapicería.

Esta dividida en:

1- “Capa de Flor” se saca la piel de mejor calidad, la que se conoce como “piel auténtica o genuina” (o como se suele ver en inglés, “genuine lether”), 100 % natural. 

2- “Capa Reticular” se obtienen subproductos de la piel que ofrecen una menor calidad y resistencia que las pieles auténticas. De aquí se obtiene, por ejemplo el serraje.

Tejido subcutáneo: Representa el 15 % del grosor de la piel. De esta parte no se extraen pieles para tapicería.

El tipo de piel viene determinado por dos factores:

  • Capa de la que procede: Capa de Flor o Capa Reticular. Las pieles de la capa de Flor conservan al 100 % todas las cualidades de resistencia y suavidad, propias de este material. Las pieles procedentes de la capa reticular se componen de fibras menos compactas por lo que tienen una menor flexibilidad y resistencia y requieren de un mayor tratamiento.
  • Tratamiento que se le aplica a la capa superficial: Lijado, Estampado, Tintado, Lacas. La palabra “RECTIFICADA” significa que la piel ha sido tratada para:
    • Igualar las superficie de la piel, tanto en color como en textura, ya que dependiendo de la zona del animal y de la vida que haya llevado, la piel tendrá un aspecto u otro.
    • Darles un color.
    • Mejorar la resistencia al uso diario.

Que las pieles lleven tratamiento tiene su parte buena y mala. Buena porque, por un lado, con el tratamiento podemos obtener una piel homogénea que evita que el sofá tenga diferentes texturas y tonalidades, y por otro, mejoramos la resistencia al uso diario, ya que las pieles muy naturales (con poco tratamiento),a parte de ser más caras, suelen ser muy delicadas frente a rozaduras y enganchones. Por otro lado, el tratamiento es “malo” porque le resta naturalidad a la piel, es decir, a mayor tratamiento, menos suavidad, flexibilidad y transpiración tendrá la piel.

sofa piel

PIEL PLENA FLOR

Son pieles a las que se les aplica un tratamiento muy ligero y que conservan su aspecto natural. A esta categoría se destinan pieles con muy pocas marcas, lo cual resulta difícil de encontrar en un animal expuesto a insectos, parásitos y rozaduras. Estas pieles proceden, generalmente, de animales que han recibido en vida un trato delicado. Obviamente todo este proceso se refleja en el precio. Estas pieles son las de mayor naturalidad puesto que conservan todo el grano y poro de la piel del animal y se les aplica un menor tratamiento en el proceso de curtido, en contrapartida, al ser tan naturales conservan todos los defectos naturales causados por el proceso vital del animal, y son pieles muy delicadas. No se utiliza mucho en tapicería debido a que encarece enormemente el mueble, primero por el coste del material y segundo porque el consumo de pieles aumenta debido al efecto de salvar defectos naturales de la piel.

PIEL FLOR

Son las pieles que están un escalón por debajo de la piel plena flor. Dependiendo de la cantidad de marcas que tenga el animal llevarán un tratamiento más agresivo o menos. Esto es algo lógico, las pieles con muchas cicatrices, picaduras y marcas en general, precisarán de un proceso de lijado más fuerte para igualar la textura y eliminar las imperfecciones, así como una estampación más densa que disimule mejor los fallos. Si se lijan más, significa que nos comemos más espesor de la piel, de ahí que las pieles rectificadas empleadas normalmente en tapicería sean más finas.

Como hemos comentado antes, a mayor tratamiento, menor naturalidad (entendiendo como naturalidad las cualidades de resistencia, suavidad, flexibilidad y transpiración). Cuando la piel lleva muchos fallos y es necesario someterla a un fuerte tratamiento para igualarla se dice que es del tipo “Piel Flor Rectificada”. En realidad esta denominación no es del todo correcta, ya que todas las pieles flor son rectificadas en mayor o menor medida, sin embargo se ha extendido el uso de la palabra RECTIFICADA para definir a aquellas pieles que llevan un tratamiento de lijado y estampación más agresivo . La piel flor es la piel más utilizada en tapicería, y en concreto la piel flor espesorada, por su buena relación entre durabilidad, calidad y precio.

NOBUK O PIEL VUELTA

Lo importante de esta piel es la apariencia aterciopelada. Tiene un mantenimiento complicado, puesto que absorbe rápidamente las manchas e incluso la suciedad y el polvo al usarse diariamente.

sof piel 2

VENTAJAS DE UN SOFÁ DE TELA Vs SOFÁ DE PIEL

Desgranaremos a continuación las ventajas que tienen ambos tipos de sofás, ya sean de tela o  de piel, para que así, puedas tomar la decisión más acertada posible, aunque sabemos que es difícil…

VENTAJAS DE UN SOFÁ DE TELA

Su ventaja principal, y no es moco de pavo con la que está cayendo, es que son mucho más económicos que los sofás de cuero. Esto es algo muy a tener en cuenta porque depende del presupuesto que manejes, el sofá de tela, será tu mejor aliado.

Otra ventaja importante del sofá de tela frente al sofá de cuero, es mucho más transpirable. Los sofás de cuero, no te dejan transpirar adecuadamente produciendo en verano esa desagradable sensación de quedarte pegado, y en invierno esa desapacible sensación de frialdad al tacto.

sofa de tela

VENTAJAS DE UN SOFÁ DE PIEL

Su principal ventaja, bajo nuestro criterio, es la presencia que tiene un sofá tapizado en piel. Su calidad en los acabados, su imagen final, y ese porte elegante que muestra cualquier sofá de piel, es sin duda su gran ventaja.

Otra ventaja más que interesante, es su fácil limpieza. Al contrario que en los sofás de tela, las manchas no “calan” en la piel, por lo que son muy sencillos de limpiar. Basta con una trapo húmedo o una toallita para poder realizar la limpieza en un sofá de piel.

Por último, si el sofá de piel que te gusta, es de calidad, su durabilidad será mayor que la de un sofá de tela. El paso del tiempo no afecta a la piel, si sabes cómo cuidarla, y por lo tanto, puedes tener sofá para muchos muchos años…

sofa piel 3

Y si a pesar de estas explicaciones, sigue sin tener claro si decantarte por un sofá de tela o un sofá de piel, lo mejor es que vengas a vernos a cualquiera de nuestras 3 tiendas. Tenemos una gran exposición de sofás, que seguro que hacen que te decidas por alguno. ¡¡Te esperamos!!

 

Fuente fotográfica: Avvento y Dina

9 comentarios en “¿SOFÁ DE TELA O SOFÁ DE PIEL?

  1. Bajo nuestra opinión, los sofás de tela son más adecuados cuando tienes niños o mascotas, pues hay telas antimanchas, antilíguidos, etc. que sufren menos por el uso y abuso del sofá. Por el contrario, para una casa sin dichos protagonistas, sin duda, elegimos la piel.

  2. Yo lo que quiero saber es cuál es la más fresquita. En invierno me da igual porque tengo mantas y todo solucionado, pero en verano hace mucho calor en mi casa y me dan ganas de no tumbarme en el sofá. Ayúdenme.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.