La cuna perfecta

Papás y mamás del mundo… El artículo de hoy os interesa, y mucho si estáis esperando a vuestro primer hijo/a.

Es muy importante que la cuna del bebé sea adecuada, ya que dormirá en ella hasta los 4 añitos, por eso desde Muebles Gascón, os queremos dar alguna pista importante para que sepáis en todo momento cuál es la mejor elección para vuestro bebé.

Como seguramente ya sabéis, los bebés duermen un número de horas mucho mayor que los niños más crecidos y los adultos. Aproximadamente, durante las primeras semanas el bebé dormirá unas 16 o 17 horas al día; a los 3 meses, 15 horas; a los 6 meses, 12 por la noche y 2 diurnas; y desde el primer año, unas 12 horas. La inmensa mayoría de este tiempo el pequeño descansará en su cunita, por lo que ésta debe ser tanto funcional como cómoda y segura.

Cosas que debes tener en cuenta a la hora de elegir:

-Colchón de la cuna: El colchón del bebé debe ser firme y ajustarse perfectamente al tamaño de la cuna, sin que queden más de 2cm de diferencia. Conviene que esté aireado y sea hipoalergénico, y que tanto la funda protectora como la sábana bajera tengan tratamiento antiácaros. Otra opción es escoger un colchón anti ahogo: estos colchones tienen una serie de agujeritos que se deben colocar en la cuna hacia arriba. De esta manera, el riesgo de ahogo y de muerte súbita disminuye, y mejora mucho la transpiración. Si no sabes de lo que te estamos hablando, ven a vernos y te lo explicaremos detenidamente…

05ROScunadetallC181011.jpg

– Somier: Debe ser firme y algo flexible; se puede elegir que sea una cuna de barrotes o plegable según vuestras necesidades.

-Sábanas y edredones para la cuna: Lo ideal es un tejido 100% natural como el algodón, y no se deben usar edredones de plumas hasta que el bebé haya cumplido al menos los 2 años, ya que además de elevar la temperatura del cuerpo de forma inadecuada puede favorecer el asma y las alergias.

16ROScunadetallC171011.jpg

-Ropa de dormir para el bebé: En verano basta con un body sencillo y una sabanita, pero en invierno necesitará un body de manga larga y un saco de dormir.

Cuánto-abrigar-al-bebé-para-dormir.jpg

– La cuna: Existen cunas monísimas y con todo tipo de diseños, pero algo importante en lo que os tenéis que fijar es en la profundidad, que debe ser como mínimo de 60 centímetros. Otra cosa importante son los barrotes, y es que la distancia máxima no debe superar los 6,5 centímetros, para que el bebé no pueda meter la cabeza. (Creednos, lo intentarán…)

Por último pero no menos importante, si el lateral de la cuna es abatible, cuando éste se haya bajado, la altura mínima que tiene que tener es de 20cm para que el niño no se caiga si se mueve.

17ROScunaC071211.jpg

– Seguridad: Hay que asegurarse de comprar el lugar en un establecimiento con calidad que cumpla las normativas europeas de seguridad. Mucho ojo con las cunas de segunda mano, que, aunque no tienen porqué estar mal, siempre dará más confianza si tiene la etiqueta UE. Teniendo esta primera norma de seguridad en cuenta, el resto son simples pasos para que nuestro bebé no termine dañado en su dormitorio.

En caso de insistir en no comprar una cuna con la etiqueta UE, al menos hay que asegurarse de que la pintura y barniz utilizados en ella son atóxicos, aunque sigue sin ser aconsejable comprarla.

Lo mejor es acudir a un establecimiento de calidad reconocida, donde te aseguren que la cuna cumple la norma europea de seguridad (UNE EN 716, partes 1 y 2, 1996), y a un fabricante de confianza.

nino-cuna-p.jpg

– Sentido común: Esto no lo puedes comprar, ni alquilar, por mucho dinero que tengas… Hay que ser conscientes de lo que se lleva uno entre manos, y actuar acorde a la importancia de la situación, por eso:

  1. No pongas la cuna pegada a una ventana. Además de ser una zona fría, tu hijo puede trepar ayudado por las cortinas o las cuerdas de ellas. Por lo mismo, quita la chichonera en cuanto sepa ponerse de pie, para que no la use de trampolín.

  2. Tampoco la ubiques junto al radiador, el exceso de calor puede ser peligroso. Recuerda que cuando el niño ya se pone de pie, hay que colocar el somier en la posición más baja para evitar que pueda saltar por encima de los barrotes y que nunca debes dejar el lateral abatido si no hay un adulto a su lado para que evite que se caiga, salvo que tu hijo sepa bajarse de la cuna con soltura.

  3. Pon atención a lo que colocas cerca de la cuna. El niño en unos meses se pondrá de rodillas o de pie y alcanzará cualquier cosa con la mano por lo que hay que prestar especial atención a lo que se deja cerca de su alcance.

 

ROS02cunadetallC171011.jpg

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.