Decora tu casa para combatir el calor

Decora tu casa para combatir el calor

En verano hace mucho calor. Algunos lo combaten comiendo un helado; otros, yendo a la piscina; y otros, llevando ropa ligera. Puede que seas una persona que lo afronta haciendo alguna de estas cosas, pero desde Muebles Gascón, te animamos a que dediques un rato a la decoración de tu casa. Sí, organizar tu hogar puede ayudarte a hacer el calor más llevadero.


Para ello, hoy te damos algunos consejos para poder hacer un uso inteligente de los recursos que tenemos en casa, y hacerte sentir más cómodo, fresco y aliviado en tu hogar.

¡Vivirás el verano de otra forma!

1- Lino y algodón, imprescindibles

 

Son los tejidos de verano por antonomasia. Pasaremos menos calor si los utilizamos para cubrir un sofá tapizado con telas más invernales, como la chenilla, el terciopelo o la piel. Destierra de tu dormitorio las sábanas de poliéster o mezclas artificiales. Cámbialas por juegos de cama de lino o algodón. Descansarás mucho más y lo agradecerás. Pero no sólo puedes aplicarlo en tu cama. Otra idea es conseguir una funda a medida para el sofá de estos mismos materiales. Renovarás el aspecto de tu salón y te sentirás mucho más cómodo sobre un tejido fresco.

2- Adapta tus ventanas

 

Si tu casa sufre la radiación solar directa, la temperatura de las estancias aumenta considerablemente. Si no quieres vivir en un horno, instala unas contraventanas exteriores que sean decorativas. De hecho, las lamas de madera regulables son una buena alternativa.

Y si no te convence esta solución o prefieres no invertir dinero en ventanas nuevas, siempre puedes intentar mantener cerradas las ventanas y persianas cuando salgas de casa, sobre todo en horas calurosas. Así, por la noche, tu hogar estará mucho más fresco.

Los estores de lamas venecianas son también otro buen recurso. Así, evitarás que el calor entre directamente en casa.

TRUCO: Abre tus ventanas y déjalas abiertas por la noche. De 4 a 8 de la mañana el ambiente es mucho más fresco y ayuda a ventilar.

Si hablamos de los colores, debes tener en cuenta que los colores oscuros en las cortinas y estores son focos que concentran la luz del sol. Por ello, debes evitarlos. Y si hablamos de evitar acumular el calor, el aislamiento de los cerramientos es un punto fundamental para evitar que el calor se cuele por rendijas.

3- Cambia tus focos de luz por velas

 

Todo lo relacionado con la luz eléctrica, la iluminación general, bombillas, electrodomésticos, televisores y ordenadores genera calor. Durante los días calurosos cambia tu rutina si es posible y elige platos frescos como ensaladas para evitar utilizar el horno o la placa de cocción. Y si no los estás utilizando, apaga por completo los aparatos eléctricos. No sirve dejarlos en ‘stand by’, siguen desprendiendo calor.

4- Llena tu casa de verde

 

Si lo tuyo es la naturaleza y eres un amante de las plantas de interior, elige una palma areca, una lengua de suegra o la planta del dinero. Conseguirás refrescar y purificar el ambiente. Además, estas plantas reducen el gasto energético y aumentan la productividad. A esto hay que sumar que algunos estudios determinan que la colocación de algunas de estas plantas producen una serie de beneficios: reducen problemas respiratorios y los dolores de cabeza, además del asma.

En caso de que cuentes con una terraza o balcón, acostúmbrate a regarlo cuando caiga el sol. Esto ayudará a atemperar el ambiente. Pulveriza agua sobre las plantas que tengas en el interior, sitúalas cerca de la corriente de aire y verás cómo el ambiente refresca.

5- Decoraciones ligeras

 

Al igual que hacemos utilizando tejidos ligeros, podemos cambiar esos calurosos cojines decorativos de lana o terciopelo por aquellos más frescos de algodón o lino. Decántate por fundas ligeras, de colores alegres y veraniegos. Te ayudarán a refrescar y renovar el aire de tu hogar.

6- Utiliza ventiladores

 

Uno de nuestros grandes aliados en verano. Da igual si es de techo o de pie. Es una solución ideal para soportar el calor de manera natural sin apenas gastar energía, a diferencia del aire acondicionado. Es uno de los métodos estrella para proporcionar una sensación térmica de entre 3 a 4 grados menos. Y si te animas y colocas un bol o recipiente con hielo frente a las aspas, conseguirás que el aire sea todavía más fresco.

Además, ahora que todo vuelve, decorar con ventiladores vintage una estancia, es lo más «cool» del momento. ¡Todo son ventajas!

7- Di adiós a la humedad

 

Evita por completo la condensación de humedad. Si se concentra en el interior de nuestra casa, el termómetro subirá y se creará una sensación asfixiante. Para ello, no tiendas la ropa en el interior y guarda los humidificadores hasta el próximo otoño.

Si a pesar de todos estos consejos, tu cuerpo todavía no aguanta el calor, puedes recurrir al aire acondicionado. Nuestra recomendación es que lo regules a los 24º C para cuidar el medio ambiente.

Y a sea en verano o en invierno… Si necesitas decorar tu casa, cuenta siempre con expertos en el sector. Nosotros, Muebles Gascón, somos tu tienda de muebles de confianza en Huesca.

¿Vienes a conocernos?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.