6 cosas que debes saber al elegir el color de tus paredes

6 cosas que debes saber al elegir el color de tus paredes

Pintar tu hogar es una labor que lleva su tiempo, pero es satisfactorio. Ahora durante los meses de verano, la gente se anima a pintar la casa aprovechando ese tiempo extra que se tiene. En muchas ocasiones es una bonita forma de darle un ambiente distinto a tu casa y, por qué no, a tu vida.


En Muebles Gascón sabemos que los colores, son un factor decisivo a la hora de cambiar las paredes de tus habitaciones. Una casa puede pasar de ser fría y nada personal, a ser una vivienda agradable y muy familiar si le aplicas los colores con los que te sientes a gusto, y que son tu seña de identidad.

Si esta idea la tiendes grabada a fuego, te presentamos este listado de factores que debes tener en cuenta a la hora de seleccionar los colores que van a decorar tu hogar.

1- Una pared con color intenso y que contraste

Si te gustan las emociones fuertes y te apetece pintar tu dormitorio con un color intenso, puedes elegir la pared del cabecero que recibe luz natural desde la ventana. Así, su reflejo llenará el espacio con tu color favorito. Si te atreves, pinta una única pared de ese color y el resto cúbrelas de blanco, ¡tu cuarto experimentará una transformación total!

2- El poder del blanco

De todos los colores, el blanco es el que tiene el poder de inundar de luz el ambiente y dar la sensación de mayor superficie. Al tratarse de un color neutro, se adapta a cualquier espacio y es el favorito para decorar el interior del hogar. Su versatilidad hace que sea ideal para combinarlo con cualquier tipo de mobiliario y servir de base para decorar la pared con cuadros que rompan esa uniformidad y le den ese toque de color.

3- El color pastel

Si tu rutina es caótica y llegas a casa cansado, necesitas el color pastel en tus paredes. Estos tonos son muy suaves, idóneos para dormitorios o para espacios destinados al estudio, donde la concentración, luminosidad y tranquilidad deben inundar el ambiente.

4- El color oscuro para espacios amplios

Si antes decíamos que el color blanco es ideal para agrandar los espacios, los tonos oscuros son el aliado perfecto para empequeñecer amplias estancias. Pero no sólo eso, son apropiados para conseguir ambientes serios y elegantes, donde la sobriedad y el buen gusto por el diseño están a la orden del día. Eso no quita para que los tonos claros no tengan cabida aquí. Siempre puedes transgredir y añadir pinceladas de colores vivos para lograr contrastes.

5- Pintura de pizarra para la cocina y habitaciones infantiles

La pintura de pizarra es el claro ejemplo de que existen descubrimientos que llegan para quedarse por mucho que pase el tiempo. Es un clásico si se quiere añadir esa pincelada de juego en tu hogar. Aunque muchos destinen este color a la cocina porque es perfecta para apuntar la lista de la compra o recetas para los que anden mal de memoria, también podemos utilizarla en habitaciones infantiles. Los más pequeños de la casa podrán disfrutar de ella haciendo ejercicios o dibujos con las tizas.

6- Azules y grises: espacio elegante

Si quieres dar la sensación de seriedad y elegancia, tienes un amplio abanico de tonos de azules y grises. Ambos colores son ideales para lograr esta sobriedad. Cuentan con la enorme cualidad de añadir cierto aire señorial y tranquilidad al ambiente. Además, son muy apropiados para ambientes de trabajo o salas de estar, donde la concentración y la paz son necesarias.

¡OJO! Lo que necesitas saber antes de pintar las paredes de tu casa

En este mundo existen dos tipos de personas: las que se emocionan al saber que van a pintar su casa y las que ponen muecas al pensar en el trabajo que conlleva. Sea como fuere, antes de entrar en materia y meter las manos en pintura, existen una serie de factores que influyen y mucho en esta esencial tarea de decoración. Para que los tengas en mente y no tengas problemas, te presentamos estas 9 ideas que debes sopesar.

  • Elegir la mejor época del año: La temperatura y la humedad pueden ser nuestras enemigas, ya que pueden arruinar nuestro laborioso trabajo. Por ello, la primavera  y su clima suave puede ser la época perfecta para cambiar el estilo de tus paredes.
  • Limpiar la pared: La pared debe estar muy limpia antes de darle la primera capa de pintura. Hazte con un paño seco o un cepillo para retirar todo el polvo y suciedad de la superficie.
  • Preparar la superficie a pintar: La pared no debe tener desconchones o manchas de humedad, ya que problemas como estos deben tratarse previamente, pues volverán a aparecer cuando hayamos acabado de pintar. Si crees que las paredes de tu casa están en mal estado, quizá deberías contar con la labor y opinión de un profesional.
  • Herramientas apropiadas: La mejor forma de empezar es elaborando una lista de materiales y herramientas que vas a necesitar e ir a una tienda para adquirirlas. Así tendrás todo listo antes de empezar a trabajar. Además, puedes aprovechar y pedir asesoramiento en ese mismo establecimiento acerca de los productos y elementos más recomendables para pintar correctamente.

  • Elegir el producto a aplicar: Que no te engañen: muchas veces lo barato sale caro. Por eso te aconsejamos que inviertas en materiales de calidad, tanto en la pintura como en las herramientas, sobre todo en las brochas y rodillos. Aunque pintar requiera de habilidad, la calidad de los productos son vitales para que el resultado sea un éxito.
  • No olvidarse de elementos importantes: Cuando elabores esa lista de elementos imprescindibles, no debes olvidarte de la cinta adhesiva, guantes, recipientes para las brochas, escurridores, etc… Siempre recordamos lo más obvio, pero es fácil olvidar aquellas cuestiones que, aunque parezcan secundarias, son de mayor importancia.
  • Elegir el color y las cantidades: Una vez tengas listos los botes de pintura, debes calcular cuánta cantidad vas a necesitar, de qué tipo y qué color. Para ello, tienes que tener muy claro qué superficie vas a pintar y calcular los metros cuadrados que suman. Planifícalo bien y márcalo previamente con cintas adhesivas o trazando líneas de separación precisas si vas a añadir combinaciones bi-color.
  • Hacer pruebas: Dependiendo del color elegido y el tipo de superficie que se va a pintar, es posible que necesites aplicar un producto previo que sirva como base para el producto final. Si no estás seguro de estas cuestiones que son más técnicas, siempre puedes pedir recomendaciones en la tienda. Los dependientes te ayudarán a decidirte. También es bueno probar todos los colores antes de empezar a pintar las paredes para evitar sorpresas. No sería la primera vez que nos gusta un color y luego al aplicarlo no termina de convencernos.
  • La importancia de los detalles: Cuestiones como esta o, incluso, la dirección en la que aplicamos la pintura pueden afectar al resultado final del trabajo. Recuerda que debes pintar la pared de arriba a abajo para que la pintura quede perfecta. El efecto debe ser observado detenidamente, tanto con luz natural como con luz artificial, para así comprobar que está perfectamente aplicada y dar por finalizado el trabajo.

Si tienes en cuenta todos estos factores a la hora de cambiar de aires tu hogar, conseguirás que el laborioso trabajo que conlleva esto dé sus frutos. Y si necesitas que te asesoremos en cualquier ámbito de tu hogar, sin duda, ven a visitarnos.

Somos tu tienda de muebles de confianza en la provincia de Huesca. 

¡Te esperamos!

Un comentario en “6 cosas que debes saber al elegir el color de tus paredes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.